dilluns, 26 de febrer de 2018

Teoria dels sentiments


Carlos Castilla del Pino (1922-2009) era un psiquiatra andalús que va ser tot un referent en la meva època d’estudiant de psicologia a la UAB. Vaig tenir la sort d’assistir a alguna de les seves brillants conferències. Era conegut per la seva militància comunista. És autor d’una extensa bibliografia. Recordo haver llegit la seva “Introducción a la Psiquiatria”, un dels manuals de l’assignatura de Psicopatologia d’Adults, i també dues obres menors “Psiconálisis i marxismo” i “La Incomunicación”. Aquest darrer em va agradar molt.
Imatge manllevada de la Wikipedia
Als prestatges de casa tinc aquesta “Teoria de los sentimientos” que no havia llegit mai. Com molts altres llibres es queden allà esperant pacientment el moment en que arribi la seva lectura. Ara disposo de més temps i m’ha donat per recuperar algunes de les lectures pendents dels meus temps d’estudiant de psicologia. Per fi li ha arribat el torn!

No m’ha entusiasmat, però com en tot llibre que tracta de la psicologia de l’ésser humà, sempre hi ha fragments que et fan reflexionar i que voldria reflectir en aquest escrit.
  • El aburrimiento es una frustración ante la imposibilidad de obtener relaciones estimulantes con los objetos que se desearía” Em costa molt d’entendre que la gent s’avorreixi. Sense considerar-me una persona multitasca sempre tinc moltes coses a fer que m’interessen i amb les que m’ho passo bé.
  • Dues situacions que ens poden produir molt malestar “Odiar a un objeto que no puede ser evitado o amar al objeto que no puede ser poseído, añade … tensión al conflicto … y prolonga la anhoemostasis y la inadaptación del sujeto
  • La vinculación objetiva no se establece directamente con los objetos sino con las imágenes de los mismos construidas por el sujeto” “Sin la imagen del objeto no hay sentimientos, porque la imagen del objeto es lo único que conocemos del objeto. No es el objeto el que penetra en el sujeto para provocar el sentimiento, sino su imagen.” En la nostra ment no tenim objectes; només tenim les imatges que ens hem construït dels objectes.
  • La visió que tenim de la realitat, no és mai del tot real, però si la distància entre la realitat i la nostre visió sobre la mateixa és molt gran la inadaptació és inevitable: "Desde ningún punto de vista la realidad se nos aparece como tal, sino como nos parece y deseamos; por lo tanto la realidad que vemos y con ella la de nosotros mismos, es la "nuestra". Distorsionamos el objeto y sus relaciones para con nosotros. Esto conduce directamente al conflicto, porque, por una parte, en una relación sujeto/objeto el objeto es como imaginamos que es, y por otra el objeto es. La realidad es terca y finalmente se impone, y de ninguna manera podemos moldearla a nuestro antojo. La realidad tolera un tanto de distorsión sin pasar factura, pero si la distorsión es demasiada el choque es inevitable y pone en cuestión las posibilidades adaptativas del sujeto"
  • La tendencia del ser humano es a la bipolarización extrema y simplificadora” Ens costa molt veure els matisos. Tenim una tendència malaltissa a simplificar i a moure’ns en posicions contraposades.
  • Lo bueno está en dependencia inmediata de lo deseado por mí y no en una cualidad del objeto” Tot és sempre subjectiu. La objectivitat no existeix en el nostre pensament encara que ens esforcem per ser-ho
  • Tenim la consciència “de que nos reconocemos el mismo pese a recordarnos distintos y nos sabemos continuamente el mismo

Algunes consideracions sobre el jo, la seva construcció i la seva relació amb la realitat que l’envolta:

  • Puesto que los seres humanos se mueven en una doble vida, la íntima y la pública, es lógico que para esta última se trate de construir yoes públicamente aceptables y a ser posible renocidamente valiosos” “Nadie se presenta ante el otro con la imagen que tiene de sí, sino con la que compone para que su propuesta de relación tenga éxito” Si hi ha moltes diferències i contradiccions entre el jo íntim i el jo públic es poden generar molts problemes personals.
  • La mayoría de las veces, el sujeto lo hace a partir de una teoría o hipótesis pragmática sobre la realidad, sobre el contexto que espera hallar, y de acuerdo con esta teoría el sujeto construye el proyecto de yo más adecuado. Lo matiza, lo deconstruye y reconstruye en parte, según el caso; en suma, lo controla en su quehacer practico. Nunca ese yo anticipado, proyectado se vuelca tal cual sobre la realidad. Las más de las veces, y puesto que el contexto, en un grado mayor o menor, es imprevisible, el sujeto modifica el yo proyectado en la adopción de una estrategia de éxito. En pocas palabras, el yo no se improvisa, sino que se adapta de manera extremadamente flexible al contexto, de acuerdo con el propósito de su actuación y a las posibilidades de éxito al respecto” D’alguna manera sempre cerquem quedar bé amb el que ens rodeja.
  • No hay yo anticipado que se pueda implantar sin más en el contexto de actuación, porque, como decía antes, la misma inclusión del yo lo modificará de forma no siempre predecible. Hay, pues, que readaptar el yo imaginado a medida que él mismo alteró las realidades supuestas” És clar que l’aparició del subjecte modifica la realitat.
  • El yo es la imagen instrumental con la que el sujeto se presenta en y para la situación; y también un intermediario entre el sujeto y la situación. Actuamos en cada situación representados por un yo, que hará lo que pueda para el logro de la mejor imagen del sujeto. El yo es la representación con la que el sujeto se propone obtener la mejor de las imágenes posibles en un contexto concreto cara a la interacción y la satisfacción desiderativa derivada del logro de sus propósitos. Esto quiere decir que el sujeto construye el yo como un sistema de signos, como un discurso articulado; en suma, como un mensaje, mediante el cual pretende que el otro, por una parte, forme la imagen que él proyectó y anhela provocar y, por contra, que acepte su propuesta” Cerquem donar una imatge, encara que no sempre ho aconseguim i que aquesta cerca no sempre és del tot conscient.

Algunes consideracions sobre el desenvolupament dels infants i la construcció del coneixement:

  • El niño irrumpe en el mundo como “una máquina deseante
  • El conocimiento de que hay objetos que no logra poseer es la base de la incipiente separación entre el sujeto y la realidad exterior. Si toda la realidad exterior, o mejor, si todos los objetos de la realidad exterior se lograran, esto es, se hicieran “míos” el niño no establecería una barrera entre lo mío y lo no-mío
  • Es un hecho comprobador que un cierto grado de resistencia por parte del objeto a dejarse poseer, y, en último término, incluso de frustración, contribuye a un mejor desarrollo cognitivo del recién nacidoSaber gestionar la frustració és cabdal pel desenvolupament de l’infant.

Educado” es una palabra de la misma familia que “adecuado”.