divendres, 25 d’octubre de 2013

Ens quedem sense treball ?



El llibre "La sociedad el riesgo mundial. En busca de la seguridad perdida" del sociòleg alemany Ulrich Beck escrit al 2007 aporta reflexions interessants sobre els moments que estem vivint

Amb l’augment del nombre d’aturats i també del nombre de pobres "tiembla el santuario en torno al que se erigieron las sociedades modernas: el trabajo retribuido. En las campañas electorales por el contrario “el culto al pleno empleo” sigue siendo inmune a cualquier clase de duda, ni por parte de la extrema izquierda ni por parte de la extrema derecha, pasando por todos los colores intermedios." Tots els polítics aspiren a una societat impossible com és que tothom treballi amb el model de sempre en lloc de repensar om estem i què cal fer en un futur que no tornarà a ser mai més com el passat que sembla que enyorem.

"La globalización “ataca” la base económica del Estado social. Las sociedades europeas envejecen, algo que en sí mismo no tiene por qué interpretarse como una catàstrofe, a no ser que “la financiación de las pensiones se convierta en el tema principal”: cada vez son menos numerosos los jóvenens que financian las pensiones de los cada vez más numerosos viejos, hecho que va unido a un desempleo juvenil en expansión."

"Las pensiones y el envejecimiento no son atribuïbles a crisis sino a victorias de la modernidad." La societat envelleix gràcies als avenços mèdics, tècnics i d’alimentació. "Para ser más precisos, cuanto mayores los éxitos de la modernización, más amenazadora la catàstrofe de las sociedades envejecidas. El shock que sacude a la sociedad resulta de la confrontación con una consecuencia indirecta de sus éxitos no premeditada ni prevista."

"Tampoco el desempleo masivo tiene en sí mismo que vivirse como una catàstrofe. También podría significar el principio de una liberación del yugo de la obligación de trabajar. La capitalidad del trabajo en la sociedad moderna tuvo que fabricarse mediante un vuelco de valores probablemente sin precedentes històricos. La “certeza” actual de que el trabajo retribuido es el centro de la sociedad moderna, tuvo que ganarse, con miles de avances y retrocesos a la idea precedente de que el trabajo era algo indigno para el hombre y el ciudadano."

"El desempleo masivo no resulta de un fracaso de la racionalización sino más bien de sus éxitos (puede conseguirse una multiplicación de los resultados con una aplicación de trabajo humano cada vez menor). El desempleo masivo sólo se convierte en “catàstrofe” cuando la sociedad del “ya no pleno empleo” se aferra al modelo del pleno empleo y la gente, para la que el trabajo retribuido se ha convertido en una segunda naturaleza, no ve ninguna alternativa para asegurarse la existencia y fabricarse una identidad social."

"La pregunta clave -¿cómo se puede llevar una vida plena de sentido en la sociedad moderna cuando no se encuentra trabajo?- continúa oculta" i ningú cerca la resposta. ¿ No seria millor distribuir el treball existent entre tots i tothom treballar menys hores ? Seria una bona forma d'aconseguir la famosa conciliació laboral-familiar de la que tant es parla i tant poc es fa. Estem immersos en un bucle del que no sabem sortir o potser és que hi ha gent interessa en que no en sortim.